Técnicas de Relajación

Con técnicas de relajación y respiración se consigue:

 

-         Mejorar la sensación de bienestar

-         Darse cuenta de lo que pasa en nuestro cuerpo

-         Reducir la tensión arterial y los niveles de cortisol

-         Romper el círculo vicioso de pensamientos negativos

-         Optimizar el sueño

-         Disminuir la tensión muscular.

Respiración diafragmática o abdominal

 

Esta respiración provoca la activación parasimpática, por ello, cuando se entrena en pautas respiratorias, se favorece un estado de relajación, se reduce el estrés y otros síntomas producidos por un exceso de activación

Imaginación guiada

 

La imaginación guiada dirige los pensamientos a través de sugestiones que hacen que la imaginación nos lleve a un estado mental relajado y concentrado.

Relajación muscular progresiva de Jacobson

 

Técnica que se centra en distinguir entre la sensación de tensión y distensión en las diferentes partes del cuerpo.

Entrenamiento autógeno

Programa sistemático para enseñar al cuerpo y a la mente a responder de una forma rápida y efectiva a las órdenes verbales de relajación y vuelta a un estado normal de equilibrio. Las sensaciones de ansiedad y depresión acompañan con frecuencia a las enfermedades psicosomáticas. En casos menos extremos se puede sentir el desequilibrio del organismo en forma de tensión muscular, dolor cervical y de espalda, indigestión y frialdad en manos y pies. La finalidad del entrenamiento autógeno es devolver a la normalidad los procesos físicos, mentales y emocionales que se hallan distorsionados por el estrés.

despacho
piedras relajacion